SEMILLAS DE MALVA SYLVESTRIS 30

$3.990

La Malva sylvestris, conocida comúnmente como malva silvestre, es una planta herbácea perenne que ha sido reconocida y utilizada desde tiempos antiguos por sus propiedades medicinales y culinarias. Se cree que su origen se remonta a Asia y Europa. Esta planta alcanza alturas que oscilan entre 50 cm y 120 cm, con tallos erectos y hojas lobuladas en forma de corazón.

Históricamente, la malva silvestre ha sido apreciada por sus beneficios medicinales. Se utilizaba tradicionalmente para aliviar problemas digestivos, afecciones de la piel y para calmar la tos. Además, las hojas jóvenes y tiernas se pueden consumir en ensaladas o cocidas como verdura, y las flores se utilizan en la preparación de infusiones.

La malva silvestre se asocia bien con otras plantas como la lavanda, la salvia y la achicoria.

En términos de valor nutricional, la malva silvestre contiene vitaminas A y C, así como minerales como calcio, hierro y potasio. En cuanto a sus usos medicinales, se ha utilizado históricamente como un remedio natural para tratar problemas respiratorios, digestivos y cutáneos. Además, sus propiedades antiinflamatorias y emolientes la hacen útil para tratar irritaciones leves de la piel.

Es importante destacar que aunque la malva sylvestris tiene usos medicinales y culinarios, siempre es recomendable consultar a un profesional de la salud antes de usarla con fines medicinales.

10 disponibles

Descripción

Descripción

SOBRE CON 30+ aprox SEMILLAS SELECCIONADAS

Las semillas de malva sylvestris pueden sembrarse en primavera u otoño. Para la germinación, se recomienda una temperatura del suelo de alrededor de 18-22 grados Celsius. Las semillas deben sembrarse a una profundidad de aproximadamente 1 centímetro en un suelo bien drenado y con un pH neutro a ligeramente alcalino (entre 6.0 y 7.0). Se requiere luz para la germinación, por lo que las semillas deben colocarse en la superficie del suelo y presionarse ligeramente. La distancia entre cultivos suele ser de alrededor de 40 a 50 centímetros para permitir un crecimiento adecuado.

Los requerimientos de cultivo para la Malva sylvestris son:

•Sol: Prefiere áreas soleadas o parcialmente soleadas.

•Fecha de cultivo: Las semillas se pueden sembrar en primavera u otoño.

•Almácigo o siembra directa: Las semillas se pueden sembrar directamente en el suelo o en macetas para trasplantar después.

•Profundidad de siembra: Las semillas se siembran a una profundidad de aproximadamente 1 centímetro.

•Tiempo de germinación: Por lo general, la germinación de las semillas de malva sylvestris ocurre en aproximadamente 14 a 21 días, dependiendo de las condiciones ambientales.

•Distancia de cultivo: Se recomienda una distancia entre plantas de alrededor de 40 a 50 centímetros para permitir un adecuado crecimiento.

•Tiempo en dar flores: La malva silvestre generalmente florece en su segundo año de crecimiento, aunque puede variar.

•Anual: La Malva sylvestris es una planta perenne.

•Nombre científico: Malva sylvestris.